El derecho de suscripción otorga a un accionista el derecho a recibir nuevas acciones en relación con la anterior participación en el capital social a un precio de suscripción fijo en caso de aumento de capital de una sociedad. Si no hace uso de la oferta, normalmente puede vender los derechos de suscripción a los que tiene derecho a través de la bolsa de valores. La plusvalía puede utilizarse entonces para compensar la pérdida de precio que tiene que aceptar en su participación tras la deducción de los derechos de suscripción. Esto se debe a que el valor total de todas las acciones emitidas hasta la fecha (capitalización bursátil) se reparte entre un número mayor de acciones como resultado del aumento de capital. El valor del derecho de suscripción se calcula mediante la siguiente fórmula: (precio de la acción antigua – precio de suscripción de la acción nueva) : (relación de suscripción + 1). Ejemplo: Aumento de capital 10:2 a 100; precio de suscripción 100 euros; precio de la acción antigua 300 euros (300 – 100) : (5 + 1) = 33,33 euros

Artículos relacionados  Gestión activa