¿Qué significa un Plan de Acumulación de Capital (o PAC)? ¿Este tipo de inversión es adecuado para los inversores? Todo lo que necesitas saber para elegir el mejor plan de acumulación de capital para tu perfil

Los Planes de Acumulación de Capital, también comúnmente definidos por la sigla PAC, son métodos de suscripción a ciertos instrumentos financieros, como los fondos de inversión y los ETF (Exchange Traded Funds) o, más generalmente, los organismos de inversión colectiva. Tienen méritos, pero también defectos. Analicémoslos juntos.

¿Qué es un plan de acumulación de capital?

Prácticamente, los planes de acumulación de capital permiten al inversor acceder a la inversión mediante pagos periódicos de capital. En la práctica, el inversor aporta a la inversión sumas constantes, a intervalos regulares y durante un período de duración predeterminada, para adquirir (o suscribir en el caso de un fondo) una cantidad de instrumentos que será diferente en cada pago.

De esta manera, el capital invertido por el ahorrador, en términos generales, crece gradualmente con el tiempo.

Sólo para dar un ejemplo, un Plan de Acumulación con pagos mensuales de 100 euros durante 120 meses, llevará al final de 10 años del plan a encontrarse con un capital total de 12.000 euros. A este capital se añadirá el interés o los cupones – o más generalmente la apreciación del capital – del instrumento en el que ha invertido. Al final del plan, el valor contable de cada unidad (o acción, o ETF u otro instrumento en el que se invierta) de la cartera del inversor será igual al importe total invertido (los 12 mil euros del ejemplo) dividido por el número de unidades (o acciones, o ETF u otro instrumento en el que se invierta).

Artículos relacionados  ETF: qué son, características y como invertir

Matemáticamente un Plan de Acumulación – por lo tanto – no es otra cosa que la aplicación de un promedio ponderado (a los precios de entrada) de las compras de las cuotas.

Plan de acumulación y el dollar cost averaging

El modo de inversión a través del PAC se deriva estrictamente del modelo de Dollar Cost Average. Este tipo de inversión, ya utilizado en la década de 1950 por Benjamin Graham (el padre del análisis fundamental y la inspiración de Warren Buffett), consistía en invertir la misma cantidad de dinero a intervalos regulares para comprar acciones. Los pagos, en este sistema, pueden ser a diferentes intervalos: mensuales, trimestrales, semestrales o anuales. Pero un mayor fraccionamiento – según el mismo Graham – llevaría a mejores resultados. El gurú del análisis fundamental también aconsejó diversificar en el mayor número posible de valores, para disminuir los riesgos específicos de las acciones individuales. En los Planes de Acumulación que actualmente ofrecen las sociedades de gestión del ahorro, a diferencia de la lógica original del Dollar Cost Average, no se invierte directamente en títulos de acciones sino en fondos, ETF o, en general, en organismos de inversión colectiva del ahorro.

¿Cómo se estrucutra un plan de acumulación de capital?

La cuantía de las sumas que deben pagarse – dentro de un PAC – son usualmente determinadas por tus ingresos y tus gastos previsibles y potenciales. En otras palabras, basado en los ahorros disponibles del inversor. Si le das a 100 lo que piensas dedicar a los ahorros cada mes, puedes decidir asignarle a un PAC hasta un 20% – 30%. A menudo se requiere un pago inicial de 3, 6 o incluso 12 pagos únicos.

Artículos relacionados  Bolsa de valores

¿Cuánto tiempo dura un plan de acumulación de capital?

La duración de un Plan de Acumulación es muy flexible y se deja a la elección del ahorrador individual. Por lo general, puede oscilar entre un mínimo de uno y un máximo de cuarenta años. Según los expertos, tiene sentido utilizar esta técnica para horizontes medios (es decir, a partir de 6 ó 7 años).

Ventajas de este tipo de planes

Los planes de acumulación de capital tienen muchas ventajas:

  • Gracias a su flexibilidad y a la posibilidad de predeterminar la cantidad a pagar, un Plan de Acumulación suele ser preferido por los ahorradores que no tienen grandes cantidades para invertir y pueden contar, en cambio, con ingresos estables y seguros;
  • Los PAC, entre sus puntos fuertes, tienen la ventaja de eliminar el componente estacional de la inversión en los mercados y de reducir decisivamente el riesgo ligado a una sincronización incorrecta, como prevé el principio de “dollar cost averaging”. Uno de los mayores riesgos de invertir en uno es elegir el momento equivocado. Invertir toda su disponibilidad en un momento en el que el activo elegido está en su punto máximo podría causar una enorme pérdida (financiera y emocional), recuperable en un tiempo muy largo. La inversión con un PAC se diluye, en cambio, en duraciones más bien largas y por lo tanto las compras fraccionadas se distribuyen en casi todas las condiciones de mercado;
  • otra ventaja – de naturaleza más psicológica y de comportamiento – es la de “obligar” al inversor a reservar una suma de manera constante;
  • Invertir en un PAC significa no caer en la llamada “trampa emocional”. Muy a menudo (hay muchos estudios que lo confirman) los suscriptores de un instrumento financiero deciden invertir o desinvertir sobre la base de la tendencia más reciente, con una acentuación del fenómeno en presencia de una alta volatilidad. Una situación que conduce a la trampa de la emotividad, que hace que el inversor invierta sólo cuando los precios están cerca de los máximos o que desinvierta cuando las cotizaciones están cerca de los mínimos.
Artículos relacionados  Capital social

Preguntas y respuestas

¿Qué son los planes de acumulación?
Los Planes de Acumulación de Capital (PAC) son métodos de suscripción a ciertos instrumentos financieros que permiten al ahorrador acceder a la inversión mediante pagos periódicos de capital.

¿Cómo están estructurados los PAC?

La cantidad de las sumas a pagar – dentro de un PAC – se determinan normalmente en función de los ingresos y de los gastos previsibles y potenciales de cada uno.

¿Cuánto tiempo dura un PAC?

La duración de un Plan de Acumulación es muy flexible y se deja a la elección del ahorrador individual.

¿Cuáles son los beneficios de un PAC?

Pueden ser accesibles incluso para quienes no tienen grandes sumas de dinero, eliminan el componente estacional y emocional y, por último, animan al ahorrador a reservar siempre una suma.

¿Cuáles son los inconvenientes de un PAC?
El Plan de Acumulación es generalmente más caro que un sistema de depósito único. Además, cuanto más tiempo pasa, mayor es el peso de las fluctuaciones del